Cada minuto alguien deja este mundo atrás

Cada minuto alguien deja este mundo atrás57486528_1_n.
Todos estamos en “la fila” sin saberlo
Nunca sabremos cuántas personas están delante de nosotros.
No podemos movernos al fondo de la fila.
No podemos salirnos de la fila.
No podemos evitar la fila.

Así que mientras esperamos en línea

¡Haz que los momentos cuenten!
Haz prioridades.
Haz el tiempo.
Da a conocer tus cualidades.
Haz que la gente se sientan importantes.
Haz oír tu voz.
Haz cosas grandes de cosas pequeñas.
Haz sonreír a alguien.
Haz el cambio.
Haz el amor.
Haz La Paz.
Arréglate.
Asegúrate de decirle a tu gente que las amas
Asegúrate de no tener arrepentimientos.
Asegúrate de estar listo.

Autor desconocido.
Fuente: https://www.facebook.com/terapiadirecta/

Si presentas estos signos, significa que ya has reencarnado muchas veces

signos-reencarnacion_3bb0e5c03940b1ce01c319435c999d74

“Pew Research poll” realizó una encuesta bastante reveladora: el 25% de los estadounidenses creen que después de morir, las almas reencarnan para vivir de nuevo. Tal parece que la creencia de que, la esencia individual de las personas, es decir, mente, alma, conciencia o energía, adoptan un cuerpo material más de una vez, está ampliamente aceptada por una gran cantidad de personas.

Algunos piensan que la reencarnación sucede en cualquier criatura viviente, y cuanto mejor se haya comportado alguien en una vida, mejor criatura le tocará en la siguiente.

Si tú estás en ese porcentaje mundial de personas que creen en la reencarnación (o no), tenemos 7 signos para que descubras si ya has reencarnado varias veces. ¡Averigua si esta no es tu primera vida!

1. Tus sueños se repiten, una y otra vez.

Los sueños reflejan la mente inconsciente, y los sueños recurrentes no siempre son un síntoma de algún trauma, también pueden mostrar imágenes de tus vidas pasadas. Varias personas han afirmado que experimentaron acontecimientos muy específicos, que vieron a personas determinadas, o que han tenido consciencia de lugares totalmente ajenos a su vida real, pero que de alguna manera los identifican.

2. Tienes un fuerte instinto.

La intuición es la capacidad de conectar la mente consciente con la inconsciente para obtener la sabiduría necesaria y poder resolver alguna situación específica. Es algo que todos tenemos, esa voz interna que nos habla, a veces nos grita, y que muchos le hacemos caso con más frecuencia que otros. Pero, en ocasiones, esta fuerza sobrepasa lo natural y roza los terrenos de un vidente.

3. El intrigante Déjà vu.

El término es francés y significa, literalmente, “ya visto”. Es como tener una abrumadora sensación de familiaridad con algo de lo que no estás familiarizado en absoluto. Una extraña sensación de haber experimentado con anterioridad algún momento, algún evento, algún lugar, alguna persona. Algunos lo atribuyen a una disonancia neurológica, otros afirman que refleja las posibilidades de otras dimensiones. Otro más, creen que revela un poco más de las vidas pasadas que esa persona ha tenido.

4. Precognición.

La precognición es un tipo de “Visión del Futuro”, donde conoces y te llega información de los eventos que todavía no han sucedido, y te llegan en forma de visiones, sentimientos, y/o sensaciones. No está del todo claro por qué puede suceder. Tal vez exista una especie de conciencia colectiva formada por los pensamientos de todas las personas que fluye más fácilmente a través de aquellos que ya han reencarnado. Pero no podemos afirmar nada.

5. No perteneces a este mundo, ni a esta época.

Sientes incomodidad, molestia con todo el mundo que te rodea, y te rodea un fuerte anhelo por encontrar tu verdadero hogar, tu propio tiempo. Esto puede ser resultado de un llamado, ese lugar místico donde todas las almas confluyen, porque se dice que las “esencias” que ya cumplieron con su misión y su ciclo, sienten una necesidad básica por regresar a su casa.

6. Una fuerte conexión emocional con culturas específicas o períodos de la historia.

Digamos que naciste en 1990, pero que no te pierdes ninguna película, libro, o cualquier cosa, de los años 20’s. Quizás naciste en Bogotá, pero te sientes en casa cuando visitas Lisboa. Sientes un fuerte apego por otro lugar y otra época que no tiene explicación lógica. Es una señal clara de tener un fuerte interés en diferentes períodos de tiempo y culturas, debido a que alguna de tus vidas pasadas aconteció en esos lugares y en esas épocas.

7. Miedos y fobias inexplicables.

Por ejemplo, es posible que en tu infancia hayas tenido una terrible experiencia en un río, en el mar o una alberca, pero no lo recuerdas. Nuestro cerebro puede bloquear recuerdos traumáticos, como un mecanismo de supervivencia. Por otro lado, una fobia puede existir sin ningún contexto aparente. Esto es algo que ocurre de manera natural.

Sin embargo, experimentar un miedo extraño, a las arañas, a los cuchillos, a las armas, sin haber tenido experiencia negativa alguna con cualquiera de ellos, es posible que sean resultado de recordar la muerte o algún trauma terrible de alguna vida pasada.

Fuente: lafichaquefaltaba.com

Cómo reconocer a quienes conociste en Vidas Pasadas

¿Cómo puedes reconocer a quienes conociste anteriormente?

https://lamenteesmaravillosa.com/wp-content/uploads/2013/10/article_13811559374-1024x768.jpg

En una multitud de extraños, a veces hay una persona que, al primer encuentro, sientes que la conoces desde hace mucho tiempo.

Con otras jamás percibes esa afinidad, a pesar de que puedas tener una gran relación con ellas. Si estás libre de prejuicios y no permites que te engañe la atracción sexual, cuando encuentres almas cuyos rostros y personalidades te atraigan con mucha más fuerza que otras, es muy probable que hayas conocido a esas almas en el pasado.
Una pequeña prueba ayudará también a determinar cuáles son las verdaderas amistades del pasado.

Tal vez tengas muchos supuestos “amigos”, que te dirán que eres maravilloso y estarán de acuerdo con todo lo que digas. Tales individuos te necesitan porque quieren obtener algo de tí para su propio beneficio. Los verdaderos amigos no desean más que disfrutar de tu presencia.

A veces, la prueba que distingue a los amigos reside en la forma en que se comportan contigo cuando has hecho algo que les provoca o contradice.

Quienes en verdad te aman nunca tomarán represalias ni te abandonarán, a pesar de que puedan existir desacuerdos.

Tus auténticas amistades de otras vidas te brindarán un amor sin condiciones.

Hagas lo que hagas, ellos siempre te ofrecerán su amistad. Cualquiera que te ame de manera incondicional es alguien a quien ya conociste con anterioridad. Esa es la clase de amistad que igualmente tú debes prodigar.

Al analizar quiénes son tus amigos de vidas pasadas, un rasgo que también te resultará revelador es el grado de afinidad que sientas con ellos.

Conforme concentres gradualmente tu conciencia en el desarrollo de una amistad verdadera con otra persona, advertirás que comienzas a conocer lo que esa persona sentirá o cómo responderá, aún antes de que reaccione.

Si puedes hacerlo poco tiempo después de haber iniciado la relación, con seguridad conociste a esa persona en vidas pretéritas.

Estos son algunos de los signos por los cuales sabemos quiénes fueron nuestros amigos del pasado.

Sé cordial con todos, mas no esperes que ellos sean tus amigos, a menos que hayan pasado estas pruebas. A quienes no las pasen, prodígales amor y consideración, pero recuerda que no están preparados para recibir tu amistad.

No debes permitir que tu corazón o tus sentimientos resulten afectados. La mansión de la amistad debe edificarse sobre cimientos sólidos.

Si disientes de lo que piensan tus amigos y pierdes su estimación debido a éso, sabrás entonces que no eran, en verdad, tus amigos.

No debes tratar de edificar la mansión de la amistad sobre las arenas de tales relaciones.

La mayoría de las personas son egoístas; desean complacer a los demás por lo que puedan obtener de ellos.

Dichas personas dicen “Si” indiscriminadamente, impulsados por la conveniencia del momento.
Nunca renuncies a tu libre albedrío ni comprometas tu conciencia e ideales para obtener algún provecho. Mantente fiel a los más nobles principios.

Del libro “El Viaje a la Iluminación”.

Fuente: reikiterapiasalternativas.blogspot.com.ar