Pasajeros aterrorizados dicen que el fantasma de una mujer desapareció después de saltar delante de un tren

fantasma-mujer-tren-850x491

Son muchos los que creen que los fantasmas son una manifestación de la vida después de la muerte. Aunque los detalles varían entre culturas, un fantasma se entiende generalmente como el espíritu sin cuerpo o el alma de una persona que estuvo entre nosotros. Los expertos en la materia dicen que un fantasma persiste en nuestra realidad cuando la persona murió de una manera traumática, o cuando su ritual de enterramiento fue perturbado antes de que fuera completado, o a veces simplemente porque el espíritu se siente molesto.

Por desgracia, no existen evidencias científicas de su existencia, solo algunas historias de experiencias de aquellos que aseguran haber tenido contacto directo con el más allá. Por lo que ha día de hoy continúa el debate de si existen los fantasmas. Pero que dirías si una cámara de seguridad hubiese conseguido grabar la mejor evidencia de su existencia hasta el momento. Pues esto es justamente lo que ha ocurrido en una estación de tren en la India, donde decenas de pasajeros fueron testigos de cómo una mujer desaparecía sin dejar ni rastro después de saltar delante de un tren.

La mujer de fantasma de la India

Decenas de pasajeros fueron testigos del terrible momento en que una mujer camina delante de un tren, pero luego desaparece frente a ellos. Aquellos que estuvieron presentes están ahora convencidos de que la mujer es un fantasma ya que no había ni rastro de ella en las vías y nadie la vio marcharse del lugar.

Los pasajeros esperaban ver el cuerpo de la mujer después de que ella se arrojó delante del tren del servicio de cercanías. Pero sorprendentemente no había ni rastro de ella cuando el tren salió de la estación de Ghatkopar, en Bombay oriental. En un principio los jefes ferroviarios pensaron que la mujer sin nombre, que probablemente tenía la intención de quitarse la vida, puedo haberse alejado de las vías.

Pero aquellos que han visto el vídeo de las cámaras de seguridad están convencidos de que la mujer era un fantasma. El inquietante vídeo muestra como tren llega una estación llena de pasajeros, con la misteriosa mujer ubicada en el otro extremo de la plataforma. Según las imágenes, ella lleva un sari y se encuentra peligrosamente cerca del borde de la vía.

A medida que el tren se acerca, ella parece decidida a tirarse a las vías. Se puede como la mujer desparece bajo el tren, justo en el momento en que el conductor decide utilizar el sistema de frenos de emergencia. Rápidamente, los pasajeros corrieron a la parte delantera del tren, con la esperanza de poder salvar a la mujer. No fueron capaces de ayudarla ya que el conductor detuvo el tren en la estación, aunque esperaban encontrarse su cuerpo desmembrado entre las vías. Pero misteriosamente, nadie fue capaz de encontrar ni rastro de la mujer.

La Fuerza de Protección del Ferrocarril (Railway Protection Force), un equipo de seguridad encargada de proteger a los pasajeros y la propiedad ferroviaria de la India, aseguran que es posible que la mujer pueda haber salido de debajo del tren, y se dirigiera hacia la “Plataforma N.º 2”, antes de salir de la estación. Pero, unas nuevas imágenes de las cámaras de seguridad, muestra claramente a la persona tirándose justo en el momento en que pasa el tren, quedándose en un principio debajo de este.

Y para añadir más misterio al incidente, el inspector de policía de “la Fuerza de Protección del Ferrocarril” Ashok Bhorade dice que el incidente aún no ha sido informado en su departamento.

“No hemos recibido cualquier información del jefe de estación o de los pasajeros”, dijo Bhorade.

Nadie entiende absolutamente nada, como una mujer se tira delante de un tren y no deja ni rastro. No es necesario decir que si la mujer se hubiera suicidado los restos de ella hubieran acabado por toda la estación, pero no fue así.

Video

Fuente: mundoesotericoparanormal.com

Socióloga recopila 200 testigos de fantasmas en zonas devastadas por un tsunami

Una socióloga nipona recoge 200 relatos de fantasmas en la zona devastada por el tsunami de 2011 en Japón que costó la vida a más de 15.000 personas

El 11 de marzo de 2011 la tierra tembló en Japón. Un terremoto de magnitud 9,0 en la escala de Richter que tuvo su epicentro en el mar, a la costa de Honshu, 130 km al este de Sendai, en la prefectura de Miyagi. La magnitud de la sacudida fue tal que creó olas de maremoto de hasta 10 metros de altura. Fueron seis minutos terribles que arrebataron la vida a cerca de 15000 personas.

Recientemente, Yuka Kudo, una socióloga de la Universidad Tohuko Gakuin, ha ganado popularidad en los medios japoneses al presentar los resultados de una investigación que hizo con taxistas y pobladores de las zonas afectadas por el terremoto más potente sufrido en Japón.

Entre 2014 y 2015, Kudo llevó a cabo más de 200 entrevistas aleatorias en la ciudad de Ishinomashi, una de las devastadas por el terrible tsunami. Quince de estas personas dijeron haber tenido contacto con fantasmas o haber experimentado situaciones inexplicables.

La socióloga se enteró de dos casos a través de unos relatos publicados en la prensa y se interesó por el tema. Durante diez meses recogió testimonios de estas apariciones y sucesos paranormales.

Especialistas nipones sostienen, sin embargo, que las personas que han visto estas apariciones deben tener algún tipo de trastorno psicológico, causado por el trauma de aquel trágico día.

“No tengo interés en discutir si los testimonios son verdaderos o no. Existe un fenómeno social y ése es el foco de mi estudio”, explicó a la BBC.

Como puso en evidencia el debate radiofónico mantenido entre Juan-José Sánchez Oro y Josep Guijarro en La Rosa de los Vientos, de Onda Cero, la clave está en saber si estas experiencias tienen lugar fuera de la mente o, por el contrario, son endógenas. Hay incluso varios métodos para recrearlos.

Pero, en este caso concreto, la investigadora sostiene que la salud mental de sus entrevistados es impecable, por lo que no da cabida a un trauma.

Kudo ha recogido el testimonio de taxistas que aseguran encontrar personas en la carretera y piden ser trasladadas a zonas en ruinas, o llevar a  bordo a supuestos fantasmas que una vez entraron en el vehículo desaparecieron.

Uno de los taxistas que participó en la investigación le explicó a la socióloga que una noche encontró a una niña sola y muy extraña. Le preguntó dónde estaban sus padres y ella respondió que estaba sola. Él se ofreció a llevarla a casa.

La niña le enseñó la dirección y cuando llegaron al lugar indicado, el conductor la ayudó a bajar del auto. Ella sonrió, le agradeció y, según cuenta el taxista, se fue desvaneciendo delante de él.

Otro taxista le dijo a la socióloga haber recogido a una pasajera unos meses después de la tragedia. Le pidió que la llevara al distrito de Minamihama, lugar que, según el hombre, estaba en ruinas.

El conductor dice que la mujer le preguntó entonces si ella estaba muerta, y cuando él volteó hacia atrás, ya no había nadie.

Los rumores sobre fantasmas ganaron tal prominencia en el país que la Universidad de Tohoku Gakuin decidió organizar un simposio sobre el significado de estos extraños acontecimientos en la vida de las personas, especialmente en aquellos que fueron víctimas del tsunami que siguió al terremoto.

Además de Yuka, participaron del encuentro el escritor Masashi Hijikata, que ha publicado más de 15 libros sobre fantasmas y mensajes de personas que murieron en la tragedia, el monje budista Taio Kaneta y el maestro e investigador de tema espirituales Iwayumi Suzuki, quien dirige un trabajo sobre fenómenos y creencias sobrenaturales.

El monje budista puso el ejemplo de una joven que quería suicidarse “ya que no dejaba de oír voces de las personas muertas durante todo el día”.

El trabajo de Yuka Kudo le ha supuesto duras críticas por parte de los escépticos que, básicamente, la acusan de haber recogido los testimonios sin tener en cuenta la salud psicológica de sus entrevistados.

“Pero el objetivo de mi investigación no es determinar si existen o no los espíritus, o si los conductores están enfermos sino si hay un fenómeno sociológico aquí; hay personas que afirman haber visto fantasmas”.

Fuente: http://www.revistaañocero.com/

Hallan pruebas de vida después de la muerte

https://i1.wp.com/www.contrainfo.com/wp-content/uploads/2012/04/alma_inmortal_vida_despues_de_la_muerte.jpg

Se puede estar consciente incluso después de la muerte cerebral, algo que antes se creía imposible, según un reciente estudio.

Ha sido el mayor estudio de la experiencia cercana a la muerte jamás realizado. Investigadores de la Universidad de Southampton estudiaron durante 4 años las experiencias de más de 2.000 personas que sufrieron un paro cardiaco en los hospitales el Reino Unido, EE.UU. y Austria.Cerca del 40% de los que sobrevivieron al fallo cardiaco experimentaron una cierta conciencia durante el tiempo que pasó entre su muerte clínica y el reinicio del funcionamiento del corazón.

Así, un hombre de 57 contó a los científicos que al llegar la muerte clínica él estaba fuera del cuerpo y pudo observar cómo los doctores lo reanimaban. Describió con detalle todo lo que había pasado, lo que sería imposible sin verlo.

“Sabemos que el cerebro no puede funcionar cuando el corazón deja de latir”, comenta Sam Parnia, director del estudio publicado en la revista ‘Resuscitation‘. “Pero en este caso la conciencia se mantuvo al menos tres minutos después de que el corazón dejara de latir, aunque el cerebro suele morir a los 20 o 30 segundos”. Aparte de observar lo que pasaba su alrededor, muchas personas mencionaron que vieron una luz brillante o el sol.

Parnia cree que muchas personas pueden haber experimentado algo parecido, pero lo olvidan debido a la medicación o simplemente piensan que se trata de una ilusión. “Muchas personas pensaron que habían tenido una alucinación, pero lo que vieron realmente corresponde a los hechos reales”, dijo Parnia, quien espera que futuros estudios permitan saber más sobre lo que nos pasa después de la muerte.

Fuente: http://www.laentradasecreta.com/hallan-pruebas-de-vida-despues-de-la-muerte