POR QUÉ ES IMPORTANTE ‘SENTIR’ QUE VAMOS A MORIR Y NO SÓLO ‘SABER’ QUE VAMOS A MORIR

LA CONCIENCIA DE LA MUERTE COMO CAMINO HACIA UNA VIDA ESPIRITUAL LLENA DE SIGNIFICADO

En esta pequeña entrevista en un centro comercial, el psiquiatra Claudio Naranjo nos introduce a lo trascendental en lo cotidiano. Naranjo señala claramente que la muerte, pensar sobre la muerte es el principio de una vida reflexiva que accede al significado y posiblemente a la espiritualidad; es de hecho la forma universal, a la que todos tenemos acceso, para acercarnos a la espiritualidad. 

El primer y más básico acto de conciencia que distingue al ser humano es notar que «vamos a morir y todas las personas que conocemos van a morir». Esto parece muy sencillo pero es sumamente significativo, y si no nos lo parece es porque realmente no lo hemos asimilado. «Lo sabemos sólo intelectualmente, no emocionalmente», dice Naranjo. La clave, entones, yace en sentir la muerte, por más horror y contrasentido que esto nos parezca. 

Explica Naranjo:

Si sintiéramos que nos vamos a morir seríamos mejores personas, no seríamos tan narcisistas, si sintiéramos que nos vamos a morir aprovecharíamos mejor el tiempo… nos dedicaríamos más a buscar aquello que no es mera supervivencia y comodidad o dinero… o estatus…  las cosas más profundas de la vida las buscaríamos más si supiéramos que la vida es un recurso escaso, que lo es.  

El terapeuta y médico chileno dice que  el hecho de no sentir la muerte «es un paradigma de la represión, de la inconciencia» en la que estamos sumidos. «Mientras menos esté una persona en sintonía con sus potencialidades y con su destino, mientras menos esté viviendo para el bien de su alma y de los demás, más traumática la conciencia de la muerte». Cotejemos la meditación sobre la muerte con nuestra vida común y corriente viviendo para entretenernos o pasar el rato indolentemente: «pensar en la muerte nos libera de la fantasía, de las cosas triviales, de los chismes», nos hace trascender el entretenimiento banal, «nos permite llegar a nosotros mismos, atravesar una antesala de horror al vacío».

Naranjo menciona que Gurdjieff, «el Sócrates ruso» (o armenio), decía que «se nos ha implantado un órgano especial para adormecer en nosotros la conciencia de la muerte… de la misma forma que nosotros alimentamos corderos o cerdos para engordarlos y comérnoslos, así la naturaleza también nos engorda». De hecho la conciencia de la muerte  y de este esquema de una vida sin sentido, que es una marcha al matadero sin conciencia de lo que ocurre, constituye un rasgo definitivo de un grado superior de humanidad espiritual. «En las tradiciones espirituales, la conciencia empieza por la conciencia de la muerte o que todo es transitorio, evanescente, impermanente». Así se conecta Gurdjieff con el Buda (quien enseñó anicca, la impermanencia de todas las cosas) y Sócrates, quien dijo que la filosofía es esencialmente un entrenamiento para la muerte, esto es, llevar una vida filosófica para que la muerte sea un acto de conciencia en el que el alma sea capaz de recordar y recobrar su propia naturaleza divina. 

Por último Naranjo habla sobre Heidegger, el filósofo alemán para quien «El ser es ser hacia la muerte», y quien nos enseña que «si queremos despertar y ser auténticos debemos conectarnos con esa realidad». La meditación sobre el ser es una meditación sobre la muerte, la inescapable frontera que da sentido a nuestra vida y hacia la cual debemos dirigir nuestra conciencia, como un río a un mar.

Fuente: pijamasurf.com

El Coaching Espiritual

El coaching espiritual se basa en el desarrollo de la inteligencia espiritual del individuo.

En este caso, y según estudios de psicólogos de renombre como Mayer, Goleman o Salovey, la inteligencia emocional implica desarrollar ciertas capacidades propias. Si antaño se buscaba mucho el raciocinio y planificación del individuo, estos especialistas desvelaron el gran valor de otras posibilidades como el autcontrol, la adaptabilidad, la autoconciencia, la conciencia social o incluso el manejo de relaciones.

Y de la inteligencia emocional pasamos ya a la inteligencia espiritual, que se podría considerar como el último límite del ser humano. Aquí es donde entran en juego los coachs espirituales, que buscan:

  • Desarrollar la capacidad de autoconocimiento profundo de una persona.
  • Lograr que el individuo emprenda su propia auto-trascendencia.
  • Localizar el sentido último de la vida de cada persona.
  • Desarrollo de la sabiduría.
  • Elevación del nivel propio como Ser.
  • Conectar con el dios interno que cada persona lleva dentro, sea religiosa o no.

La propia neurociencia ha demostrado que somos capaces de trascender. Así pues, la inteligencia espiritual es capaz de elevarnos más allá de la mera realidad física. De esta forma podemos ser más perceptivos, superar nuestros propios sentidos físicos y entablar diálogo interno que la realidad trascendental que supera toda clase de límites.

En el fondo, todo ser humano tiene el anhelo de encontrar el propósito fundamental de su existencia propia. En realidad buscamos ir más allá del conocimiento técnico o el simple éxito. Necesitamos encontrar una experiencia integral, que nos arroje a una plenitud total con nuestro propio ser.

Aquí es donde el coaching espiritual juega un papel básico. El coach tiene la misión de lograr que su coachee (persona que recibe el entrenamiento) encuentre su propio poder ilimitado por sus medios, tan solo recibiendo nociones según la experiencia y conocimientos de su mentor.

Con esta modalidad de coaching, los seres humanos podemos alcanzar nuestro verdadero propósito en la vida. Además, podemos conectar con la fuente de nuestro ser, encontrar la llave de la sabiduría y localizar los resultados trascendentales que tanto necesitamos. Es decir, que se busca dar con la identidad verdadera.

Gracias a esta técnica se pueden alcanzar resultados trascendentales palpables. Eso sí, además de un buen coach, necesitamos ser perseverantes, autodisciplianados y comprometidos. Solo así alcanzaremos la visión interior verdadera que el coaching espiritual provee y que en el fondo todos anhelamos.

Coaching Espiritual en TerapiaDirecta Cornellá

Fuente: https://hermandadblanca.org

Coaching Espiritual en TerapiaDirecta

viaje-por-la-madrugada-sol-paisajes

¿Qué es el COACHING ESPIRITUAL?

Para explicar de la manera más sencilla y comprensible que es coaching espiritual es necesario explicar brevemente que es el coaching.

Coaching es una palabra inglesa que significa entrenar. También adquiere significado de motivar o acompañar según el contexto.

En el campo de las terapias, el coaching adquiere un papel de apoyo para aquellas personas que sienten que necesitan un empujón, a nivel profesional o personal, para desarrollar y aplicar sus habilidades más sabia y eficazmente.

El coaching espiritual utiliza las herramientas del coaching en una base de concepto espiritual.

¿ Que hacemos en Nuestras SESIONES ?

En TerapiaDirecta utilizamos un tipo de Coaching Espiritual muy característico.

Por un lado se establece una conexión terapeuta-usuario, donde el terapeuta puede percibir las diferentes energías que envuelven al usuario. Por otro lado, se aprovecha la presencia de los seres del mundo espiritual que lo acompañan. En numerosas ocasiones, es a través de estos seres que es posible saber qué es lo que necesita la persona que viene para sentirse en plenitud.

La finalidad de la terapia es orientar, motivar, apoyar ,.. al usuario para que éste encuentre su camino de vida y pueda disfrutar de ello.

Más específicamente, algunos de los puntos que se tratan:

Lograr el auto-descubrimiento. Conocimiento propio del Ser.

Encontrar las respuestas a ¿ Quien soy? ¿ Cuál es mi propósito de Vida? ( Yo profundo)

El desarrollo de habilidades personales y / o espirituales.

Despertar la magia personal y el poder personal.

Elevación del propio Ser.

semilladelavida

¿ Cómo es esto Posible ?

El terapeuta que realiza la sesión tiene años de experiencia trabajando con el mundo espiritual y etérico.

Los seres del mundo espiritual buscan la paz en la tierra, y cualquier persona que esté dispuesta a sentirla y disfrutarla, será ayudada por ellos.

La Tierra evoluciona, nosotros también. Nuestro despertar a la conciencia no sólo es bueno para nosotros, sino también para la Tierra pues en ella habitamos y también para las personas que nos rodean facilitándoles el camino para que den ese mismo paso. Así pues, todas las miradas de los seres multi-dimensionales del universo están centradas en el planeta tierra y en sus habitantes. Por eso cuando alguien está decidido y preparado para aceptar que ya somos seres evolucionados y quiere vivir de acuerdo con ello, la ayuda llega de diferentes lugares, de la tierra, del mundo espiritual, y de mucho más allá.

Ahora es el momento.

Ya no se trata de hacer, sino de dejar de hacer y dejarse llevar por los sentimientos que florecen de nuestro ser interior, nuestra intuición.
Todo lo que necesitamos, ya está en nosotros, tan sólo debemos aprender a escucharlo.

Somos Luz, somos Magia, somos Vida.


Juntos estamos creando un mundo mejor.

Coaching Espiritual en TerapiaDirecta Cornellá.