PIRITA, PIEDRA DEL DINERO Y LA ABUNDANCIA

La pirita es piedra de fuego y el calor. Es conocida como la piedra del dinero, del éxito y el dinero, de hecho se dice que su característico color dorado representa la obtención del dinero y la fortuna económica para quien la posee.

Así que si crees que no tienes suerte para el dinero o si sufres problemas económicos, una piedra pirita te será de gran ayuda, ya que sus vibraciones hacen que su portador tenga facilidad para atraer el dinero y la fortuna. Y lo mejor es que no solo lo atrae sino que brinda sabiduría para administrarlo y multiplicarlo.

Más conocida como “el Oro del Loco“, o «piedra de la fortuna», la roca brillante que los ingenuos buscadores confunden con el oro real. También fue utilizado por mineros deshonestos para salar sus minas con el propósito de convencer a la gente de que seguían siendo productores de oro.

A pesar de que el tono es similar al del oro, la Pirita es más clara, y es más dura y quebradiza. No se puede rascar con una uña o un cuchillo. La Pirita también se conoce como Pirita de Hierro, y en Alemania, “Oro de Gato“.

Beneficios de la «Piedra del Dinero»

Se le conoce como una piedra protectora y es excelente para usar o llevar como amuleto para desviar el daño y el peligro. Es especialmente útil cuando uno está lejos de casa o realizando un trabajo peligroso.

La pirita protege contra el control, la crítica y la manipulación continuas por parte de un compañero, padre o empleador, lo que le da el poder de resistir sin enfadarse o disgustarse, cambiando el equilibrio del poder.

Colocar un pedazo de Pirita en el hogar o en el trabajo energiza el área que lo rodea e imparte un aumento inmediato de la vitalidad. Supera la fatiga intelectual debida al exceso de trabajo y al cansancio del sistema nervioso estimulando el flujo sanguíneo al cerebro, aumentando la claridad mental, la concentración y la memo.

Esta piedra logra inspirar la creatividad en el arte, las matemáticas, la ciencia, la arquitectura y muchas disciplinas, especialmente aquellas que reconocen la perfección inherente y la simetría armoniosa de la naturaleza y el universo. Estimula las cualidades de ambición, compromiso y perseverancia, y es una piedra ideal para los estudiantes.

La pirita aumenta las energías protectoras y asertivas. Aumenta la autoestima de las mujeres y ayuda a superar las tendencias hacia la servidumbre y la inferioridad. Para los hombres, infunde un sentimiento de confianza en su masculinidad y apoya la expresión entusiasta del erotismo masculino.

Es una excelente piedra de manifestación, que permite atraer energía de alta frecuencia al cuerpo físico y utilizarla para actuar creando abundancia para la propia vida. Su frecuencia estimula el flujo creativo de ideas y conceptos, y ayuda a abrazar sus habilidades innatas y su potencial.

La pirita es útil en casos de melancolía y profunda desesperación. A nivel físico, incrementa la energía y permite superar la fatiga. Detiene las fugas energéticas del cuerpo físico y del aura. Es una piedra que mantiene el ideal de salud y bienestar perfectos.

Puedes llevarla contigo también, cada mañana antes de salir de casa debes coger tu piedra pirita y pedir las cosas que deseas conseguir en la vida, sean grandes o pequeños objetivos da igual y luego colocarla en el bolsillo. Por la noche o cuando regresemos a casa la sacamos del bolsillo y agradecemos todo lo bueno que nos ha pasado durante el día. Dentro de poco tiempo te sorprenderás del poder de esta piedra mágica.

Pirita: La Piedra del Dinero

Respecto al dinero y la pirita,  si lo que se desea es atraer más dinero lo mejor es tener una pirita en el área de trabajo (escritorio) o en su defecto en donde guarda su cartera diariamente. Pero el dinero tiene que ver con la energía y por lo tanto también tiene que circular.

Si lo que deseas es utilizar sus propiedades mágicas para protegerte de la negatividad, la mejor zona para colocarla es en la puerta principal de la sala de estar o la oficina.

¿Cómo limpiar la Pirita?

La mejor manera para limpiar la pirita y las piedras en general es dejarlas una noche en agua con sal gruesa marina. También puedes colocarla al lado de una selenita ya que absorbe toda la negatividad que haya cogido la piedra o mineral.

Importante también es que tu piedra pirita no la toque nadie más que tú para evitar que absorba la energía de otro ser. Si la miramos y/o tocamos mientras visualizamos el momento en que podemos generar un ingreso o premio obtendremos una energía especial de esta piedra mágica y pronto nuestro deseo se hará realidad.

Sanación de Chakras y Energía de Equilibrio

La pirita es particularmente estimulante para el Chakra del Plexo Solar, el centro de distribución de energía y el chakra de las relaciones. Este chakra se encuentra entre la caja torácica y el ombligo, y controla los sistemas inmunológico y digestivo.

Cuando estamos físicamente equilibrados, tenemos fuerza para luchar contra las infecciones, estamos libres de reacciones alérgicas y somos capaces de utilizar los nutrientes que ingerimos.

Cuando el Plexo Solar está desequilibrado espiritualmente, sentimos miedo de la decepción o desagrado de otros, o de subordinar nuestra vida y placeres a la voluntad de otros.

Espiritualmente, cuando el plexo solar está en equilibrio, somos libres de interpretar el mundo a través de nuestros propios pensamientos y emociones y no vivir con miedo de violar los dictados de otros.

Fuente: consejosdelconejo.com

10 CONSEJOS QUE RECIBIMOS ANTES DE VENIR AL PLANETA

Antes de encarnar, nos dan 10 consejos para poder estar preparado para la próxima vida, estos fragmentos, extraídos de un libro sagrado budista, hace alusión a 10 cosas que nos dicen antes de venir a este planeta.

1. Recibirás un cuerpo, puede gustarte o no, pero aunque no te guste, será tuyo todo el tiempo que estés en la Tierra, aprende a aceptarlo sea cual sea tu opinión sobre él.

2. Aprenderás lecciones, estarás inscrito de manera permanente a la escuela de la vida, por lo que cada día tendrás la oportunidad de aprender valiosas lecciones. Puedes amar esas lecciones o puedes en cambio considerarlas estúpidas e irrelevantes.

3. Nunca habrá errores, sólo y únicamente lecciones. El crecimiento es un proceso de ensayo y en el que tenemos que experimentar el error muchas veces. Los experimentos o experiencias fallidas son parte del proceso, así como las experiencias que nos instan a trabajar.

4. La lección se repetirá hasta que se aprenda, se presentará en diversas formas, y cuando la hayas aprendido te moverás hacia la siguiente.

5. Las lecciones de aprendizaje es una tarea sin fin. No hay ninguna parte de la vida que no contenga lecciones. Si estás vivo, hay lecciones que deben ser aprendidas y enseñadas.

6. Siempre desearás estar mejor en otro lado, más que en el que estás, pero no encontrarás bienestar hasta que entiendas que el aquí es el único lugar.

7. Los otros son simplemente espejos de ti. No puedes amar u odiar algo de otra persona a menos que refleje algo que amas u odias en ti mismo.

8. Lo que haces de tu vida es tu problema. Tiene todas las herramientas y recursos que necesita. Qué hacer con ellos no es asunto de nadie. La elección es suya.

9. Las respuestas a las preguntas de la vida están en tu interior. Sólo tienes que mirar, escuchar y confiar.

10. Usted se olvidará de todo esto cuando llegue allí al planeta… y sin embargo será fácil de recordar si conectas contigo mismo a través de la sabiduría celestial.

Fuente: consejosdelconejo.com

POR QUÉ ES IMPORTANTE ‘SENTIR’ QUE VAMOS A MORIR Y NO SÓLO ‘SABER’ QUE VAMOS A MORIR

LA CONCIENCIA DE LA MUERTE COMO CAMINO HACIA UNA VIDA ESPIRITUAL LLENA DE SIGNIFICADO

En esta pequeña entrevista en un centro comercial, el psiquiatra Claudio Naranjo nos introduce a lo trascendental en lo cotidiano. Naranjo señala claramente que la muerte, pensar sobre la muerte es el principio de una vida reflexiva que accede al significado y posiblemente a la espiritualidad; es de hecho la forma universal, a la que todos tenemos acceso, para acercarnos a la espiritualidad. 

El primer y más básico acto de conciencia que distingue al ser humano es notar que «vamos a morir y todas las personas que conocemos van a morir». Esto parece muy sencillo pero es sumamente significativo, y si no nos lo parece es porque realmente no lo hemos asimilado. «Lo sabemos sólo intelectualmente, no emocionalmente», dice Naranjo. La clave, entones, yace en sentir la muerte, por más horror y contrasentido que esto nos parezca. 

Explica Naranjo:

Si sintiéramos que nos vamos a morir seríamos mejores personas, no seríamos tan narcisistas, si sintiéramos que nos vamos a morir aprovecharíamos mejor el tiempo… nos dedicaríamos más a buscar aquello que no es mera supervivencia y comodidad o dinero… o estatus…  las cosas más profundas de la vida las buscaríamos más si supiéramos que la vida es un recurso escaso, que lo es.  

El terapeuta y médico chileno dice que  el hecho de no sentir la muerte «es un paradigma de la represión, de la inconciencia» en la que estamos sumidos. «Mientras menos esté una persona en sintonía con sus potencialidades y con su destino, mientras menos esté viviendo para el bien de su alma y de los demás, más traumática la conciencia de la muerte». Cotejemos la meditación sobre la muerte con nuestra vida común y corriente viviendo para entretenernos o pasar el rato indolentemente: «pensar en la muerte nos libera de la fantasía, de las cosas triviales, de los chismes», nos hace trascender el entretenimiento banal, «nos permite llegar a nosotros mismos, atravesar una antesala de horror al vacío».

Naranjo menciona que Gurdjieff, «el Sócrates ruso» (o armenio), decía que «se nos ha implantado un órgano especial para adormecer en nosotros la conciencia de la muerte… de la misma forma que nosotros alimentamos corderos o cerdos para engordarlos y comérnoslos, así la naturaleza también nos engorda». De hecho la conciencia de la muerte  y de este esquema de una vida sin sentido, que es una marcha al matadero sin conciencia de lo que ocurre, constituye un rasgo definitivo de un grado superior de humanidad espiritual. «En las tradiciones espirituales, la conciencia empieza por la conciencia de la muerte o que todo es transitorio, evanescente, impermanente». Así se conecta Gurdjieff con el Buda (quien enseñó anicca, la impermanencia de todas las cosas) y Sócrates, quien dijo que la filosofía es esencialmente un entrenamiento para la muerte, esto es, llevar una vida filosófica para que la muerte sea un acto de conciencia en el que el alma sea capaz de recordar y recobrar su propia naturaleza divina. 

Por último Naranjo habla sobre Heidegger, el filósofo alemán para quien «El ser es ser hacia la muerte», y quien nos enseña que «si queremos despertar y ser auténticos debemos conectarnos con esa realidad». La meditación sobre el ser es una meditación sobre la muerte, la inescapable frontera que da sentido a nuestra vida y hacia la cual debemos dirigir nuestra conciencia, como un río a un mar.

Fuente: pijamasurf.com