POR QUÉ ES IMPORTANTE ‘SENTIR’ QUE VAMOS A MORIR Y NO SÓLO ‘SABER’ QUE VAMOS A MORIR

LA CONCIENCIA DE LA MUERTE COMO CAMINO HACIA UNA VIDA ESPIRITUAL LLENA DE SIGNIFICADO

En esta pequeña entrevista en un centro comercial, el psiquiatra Claudio Naranjo nos introduce a lo trascendental en lo cotidiano. Naranjo señala claramente que la muerte, pensar sobre la muerte es el principio de una vida reflexiva que accede al significado y posiblemente a la espiritualidad; es de hecho la forma universal, a la que todos tenemos acceso, para acercarnos a la espiritualidad. 

El primer y más básico acto de conciencia que distingue al ser humano es notar que «vamos a morir y todas las personas que conocemos van a morir». Esto parece muy sencillo pero es sumamente significativo, y si no nos lo parece es porque realmente no lo hemos asimilado. «Lo sabemos sólo intelectualmente, no emocionalmente», dice Naranjo. La clave, entones, yace en sentir la muerte, por más horror y contrasentido que esto nos parezca. 

Explica Naranjo:

Si sintiéramos que nos vamos a morir seríamos mejores personas, no seríamos tan narcisistas, si sintiéramos que nos vamos a morir aprovecharíamos mejor el tiempo… nos dedicaríamos más a buscar aquello que no es mera supervivencia y comodidad o dinero… o estatus…  las cosas más profundas de la vida las buscaríamos más si supiéramos que la vida es un recurso escaso, que lo es.  

El terapeuta y médico chileno dice que  el hecho de no sentir la muerte «es un paradigma de la represión, de la inconciencia» en la que estamos sumidos. «Mientras menos esté una persona en sintonía con sus potencialidades y con su destino, mientras menos esté viviendo para el bien de su alma y de los demás, más traumática la conciencia de la muerte». Cotejemos la meditación sobre la muerte con nuestra vida común y corriente viviendo para entretenernos o pasar el rato indolentemente: «pensar en la muerte nos libera de la fantasía, de las cosas triviales, de los chismes», nos hace trascender el entretenimiento banal, «nos permite llegar a nosotros mismos, atravesar una antesala de horror al vacío».

Naranjo menciona que Gurdjieff, «el Sócrates ruso» (o armenio), decía que «se nos ha implantado un órgano especial para adormecer en nosotros la conciencia de la muerte… de la misma forma que nosotros alimentamos corderos o cerdos para engordarlos y comérnoslos, así la naturaleza también nos engorda». De hecho la conciencia de la muerte  y de este esquema de una vida sin sentido, que es una marcha al matadero sin conciencia de lo que ocurre, constituye un rasgo definitivo de un grado superior de humanidad espiritual. «En las tradiciones espirituales, la conciencia empieza por la conciencia de la muerte o que todo es transitorio, evanescente, impermanente». Así se conecta Gurdjieff con el Buda (quien enseñó anicca, la impermanencia de todas las cosas) y Sócrates, quien dijo que la filosofía es esencialmente un entrenamiento para la muerte, esto es, llevar una vida filosófica para que la muerte sea un acto de conciencia en el que el alma sea capaz de recordar y recobrar su propia naturaleza divina. 

Por último Naranjo habla sobre Heidegger, el filósofo alemán para quien «El ser es ser hacia la muerte», y quien nos enseña que «si queremos despertar y ser auténticos debemos conectarnos con esa realidad». La meditación sobre el ser es una meditación sobre la muerte, la inescapable frontera que da sentido a nuestra vida y hacia la cual debemos dirigir nuestra conciencia, como un río a un mar.

Fuente: pijamasurf.com

EL DESARROLLO ESPIRITUAL

  1. El despertar de la conciencia espiritual da nacimiento al descubrimiento del verdadero sentido de nuestra vida, generando una alegría de vivir conscientemente.
  2. Este conocimiento se desarrolla al encontrarnos a nosotros mismos, a través de una introspección individual y autoconocimiento.
  3. El conocimiento espiritual nos da la capacidad de estar en armonía con la totalidad, teniendo un sentido individual para vivir.
  4. Es un proceso de experiencia de manera particular en el cual nos identificaremos con los valores universales y reconoceremos que cada vida individual es sagrada.
  5. Descubrir este conocimiento tiene como propósito la evolución de nuestra conciencia y así hacer posible el desarrollo armónico de todas nuestras capacidades.
  6. Desarrollar esta conciencia nos dará la facultad de resolver exitosamente los problemas de significado y de sentido sobre nuestra vida.
  7. El tener conciencia espiritual establecerá un orden interno de nuestra conciencia y este se traducirá en términos de claridad, bienestar, libertad, y amor universal.
  8. La conciencia espiritual nos lleva a estar presentes de manera plena y creativa en la sociedad, este no conduce al aislamiento o a una desvinculación de la realidad.
  9. La conciencia espiritual es el conocimiento de la relación del espíritu con la materia, se ocupa de la trascendencia, de lo sagrado y de los comportamientos virtuosos.
  10. Da énfasis en la integridad de las relaciones humanas y se interesa por producir significados comunes compartidos a través del diálogo.
  11. Estar conscientes espiritualmente nos permitirá actuar éticamente, vivir en armonía interna con los demás y con la naturaleza.
  12. En la actualidad la mayoría de las personas están tan concentrados llevando a cabo sus satisfacciones materiales, que olvidan sus necesidades espirituales.
  13. Hoy en día la vida de algunas personas están solamente ocupadas con solo las cosas de este mundo sin estar conscientes de el gran reino espiritual existente.
  14. Sus mentes están circunscritas solamente con las formas exteriores y por ello no comprenden el verdadero significado espiritual de su vida.
  15. Uno puede memorizar nombres y fórmulas de cualquier ámbito, pero tal clase de conocimientos por sí mismos no dan un significado verdadero al ser humano.
  16. Es decir, el conocimiento por sí solo, no tiene ningún gran principio integrador, pero el conocimiento espiritual te enseña una revelación progresiva.
  17. El conocimiento espiritual nos enseña que los todos los seres humanos, somos realmente hermanos espirituales.
  18. El despertar espiritualmente es la base para la evolución de nuestra conciencia yestá ligada incondicionalmente a descubrir los valores humanos integradores.
  19. Con conocimiento de la espiritualidad, sabremos que nosotros somos una parte individualizada de un todo y sentiremos un profundo amor por todo lo que nos rodea.
  20. Se siente amor por algo o por alguien, cuando consideras a lo que amas como una parte de ti mismo.
  21. No se puede considerar consciente espiritualmente a una persona que usa sus conocimientos técnicos y científicos de una manera que dañe a los otros seres.
  22. Eso que amamos no lo podemos maltratar, destruir u ofender, porque es como si nos maltratáramos, destruyéramos u ofendiéramos a nosotros mismos.
  23. Con el conocimiento espiritual sabremos que nos dañaremos a nosotros mismos cuando criticamos, condenamos o juzgamos negativamente a las demás personas.
  24. Con este conocimiento existirá una transformación real y profunda de todo nuestro ser, de nuestras actitudes, conductas, aprecios, relaciones y motivaciones.
  25. Con el desarrollo de la conciencia espiritual, nos daremos cuenta y reconoceremos el amor universal como una realidad fundamental.
  26. Trabajaremos en una conciencia por la justicia social, la democracia y la paz en términos de pensar globalmente y actuar localmente.
  27. Este conocimiento nos llevará de lo personal a lo universal, de un interés de lo mío a un interés de lo nuestro, de una identidad individualista a una identidad universal.
  28. Hoy el descubrimiento espiritual está en el centro de una nueva visión del mundo, y se dice que ahora la ciencia es complementaria de la espiritualidad.
  29. Con este conocimiento y nuestras capacidades desarrolladas, tenderemos la construcción de un entorno armonioso con una plena realización individual.

  • Lo que no te gusta en los demás, es un reflejo de lo que tú mismo eres de forma directa cuando no apruebas algo en otro es algo que tú también tienes.
  • La premisa del universo consiste que todo el mundo está compuesto de manera molecular por partículas formadas de impulsos de energía e información.
  • La búsqueda del poder económico o del status social de forma desmedida, idolatrando la moda o un amor excesivo al cuerpo serán parte de mammón.
  • Aunque instintiva y casi inconscientemente la mayoría da por hecho que el mundo físico o mundo natural existe porque lo revelan nuestros sentidos.
  • La transformación significa tener la flexibilidad necesaria para modificar nuestro modo de pensar con el fin de lograr nuevos y mejores resultados.
  • Descubriendo como somos realmente y teniendo conciencia de la versatilidad, podremos experimentar interacciones de excelencia en todo momento y lugar.
  • Siendo conscientes de esta parte de nuestra mente debemos estar despiertos para que nuestro subconsciente no sea víctima del enemigo para destruirnos.

Fuente: https://lailuminacion.com

El caso poltergeist del anticuario “Baúl del Monje”

baul-del-monje-2

Los fantasmas del anticuario

Al final de la década de los noventa, en un anticuario de Madrid se produjeron una serie de acontecimientos de extraña explicación. Decenas de personas fueron testigos y sufrieron en sus propias carnes los fenómenos que allí acontecieron.

En una tienda de antigüedades de Madrid se producen fenómenos paranormales. Un anticuario de Madrid padece desde hace tiempo fenómenos paranormales en su local situado en la calle Marqués del Monasterio, en el distrito Centro de Madrid. Según declaró el propietario de la tienda, Noel, a una emisora de radio:  “una de las cosas que más suceden es que se caigan objetos sin que nadie los toque. A veces se ven figuras, otras veces son ruidos, reales, y luego, sin embargo, no hay nada que los justifique”.

Con estas palabras comenzaba Cristina Rovirosa, locutora de la cadena de radio Onda Cero, el informativo de las ocho de la tarde del 11 de febrero de 1999. Una redactora de esta emisora acababa de filtrar la noticia de los extraños episodios que se estaban produciendo en un comercio de la capital.

El grupo de investigación paranormal HEPTA y otros expertos en la materia no tardaron en personarse en el local para comprobar y realizar las investigaciones pertinentes sobre los fenómenos que allí sucedían.

Todo el local, abarrotada de objetos y antigüedades, desprendía un aura casi mística que trasladaba a otras época de la historia. Ángela, copropietaria del negocio, relataba los sucesos a los investigadores.

poltergeist

Todo comenzó en marzo del pasado año, Noel me comentaba en forma jocosa – aquí hay fantasmas. Y efectivamente, comenzaron a pasar cosas”. Y es que desde que se pusieron al frente del establecimiento, situado en la madrileña calle Marqués del Monasterio, número 10, ya nada es normal en su vida diaria.

Ángela continuaba contando:

Las lámparas comenzaron a moverse solas. Por ejemplo, los adornos cristalinos que cuelgan de ellas aparecían en otras habitaciones. Saltaban delante de tus ojos o directamente se rompían. Se abrían solos los grifos, a veces parecía como si se cayera una vajilla contra el suelo y  muchas otras surgía un olor a podrido que se transformaba en un aroma a rosas increíble. Surgía por las habitaciones e impregnaba algunos muebles. Olía a pelo quemado dentro de uno de los armarios.

Los fenómenos fueron aumentando en agresividad y frecuencia. Los primeros testigos de excepción fueron los alumnos de las clases de restauración que se imparten en la parte trasera de la tienda. Pero antes de que personas ajenas a ésta pudieran presenciar estos sucesos, Ángela, y especialmente Noel, vivieron experiencias extraordinarias.

Estábamos un día organizando la tienda. Encima de la mesa teníamos un velón y de repente se encendió solo. En otra ocasión Noel tiró a la basura una cabeza de carnero porque parecía cobrar vida. Después de tirarla a la basura la encontramos en la puerta del local. A partir de ese día la hemos escondido.”

El estupor de los propietarios les llevó a contar a sus amigos más allegados lo que estaba ocurriendo.

poltergeist-baul-del-monje

Había días que cerrábamos la tienda y veníamos a ver qué pasaba. Siempre a la misma hora se desencadenaban los acontecimientos. Estando con unos amigos en la salita principal comenzaron a caernos unos trocitos de madera como carcomida y húmeda.

Al concluir el verano, la violencia aumentó de forma alarmante incluso ante los conocidos de Ángela y Noel.

Recuerdo una noche que cerrábamos la tienda. Nos fuimos a cenar y volvimos para ver si había pasado algo. Cuando entramos, los vasos con agua que dejamos para mantener la humedad de la madera de los muebles salieron despedidos contra unas esculturas romanas”.

A partir de ese momento los incidentes empezaron a hacerse permanentes y los clientes comenzaron a presenciar las extrañas escenas.

¡Tú no sabes qué vergüenza! […]. Llegaba un cliente, le enseñábamos algunas piezas y empezaban a caer objetos. Se iban despavoridos. Nos inventábamos mil excusas pero no podían creernos“.

Los fenómenos, con el tiempo, fueron reduciendo su intensidad hasta prácticamente desaparecer. Según se cuenta, anteriormente vivía en ese lugar un abogado que murió abrasado al provocarse un incendio por culpa de un cigarrillo en la cama. Los investigadores aseguraron que éste lance no tenía nada que ver con los sucesos de la tienda de antigüedades. Un típico caso de psicoquinesia espontanea recurrente, más conocido como poltergeist, producido probablemente por una de las personas presentes. Con la salvedad de que, según testimonios de vecinos y del propio conserje, durante las noches, con el local cerrado, se escuchaban charlas y ruidos como si allí hubiese alguien trabajando…

Hoy en día, todos los interrogantes continúan abiertos sobre lo que ocurrió en realidad en ese lugar.

Fuente:
Extracto de “Casas encantadas”, de Francisco Contreras Gil