Los «números angelicales»

Entender su significado cuando los vemos repetidamente.

111
El mensaje de los ángeles es que manifiestes tus sueños. Su energía te invita a tomar riesgos, cambiar patrones, avanzar en tus proyectos o relaciones. Debes mantener abiertos los ojos porque las oportunidades llegarán.

222
Señala que debes mantener los pies bien plantados en la tierra. Si trabajas duro y mantienes tus valores, habrá recompensas pronto. En general, indica que vas en la dirección correcta y te invitan a seguir avanzando.

333
Es un recordatorio del universo para decirte que sabe lo que quieres. Su energía te da fuerza para seguir adelante con fe. Tus guías espirituales te respaldan para cumplir tus sueños.

444
Los ángeles usan esta secuencia para decirnos que están cerca, por lo que es común sentir paz y tranquilidad después de ver el 444. Se hace presente cuando pasamos por un momento de duelo o una ruptura.

555
El 555 se presenta cuando estamos viviendo un crecimiento acelerado. Este número angelical habla de cambios y transiciones importantes. Tu vida podría parecer caótica o confusa, pero con el 555 los ángeles te invitan a tener fe en tu regeneración.

666
Habla de belleza, equilibrio e integridad. Aparece cuando estás preocupado por tu carrera, hogar o finanzas. Es una llamada de atención para equilibrar todos tus asuntos, probablemente no lleves un estilo de vida saludable o le prestas más atención a las cosas materiales.

777
Es sinónimo de espiritualidad y aparece cuando te acercas a tu “yo divino”. Su energía te ayuda a conectarte con tu conciencia espiritual. Es probable que tengas una revelación y te sientas purificado.

888
Es en número de la abundancia. Con esta trilogía, los ángeles señalan la posibilidad de recibir prosperidad del universo material, en la salud o en el amor. El mensaje es permanecer abiertos y apegados a nuestros valores.

999
El 999 habla del fin de un ciclo. Indica que estás por cumplir una meta y te da la fuerza para seguir luchando. Asimismo, puede decirte que sueltes algo que te aferras, como una relación o un trabajo.

TerapiaDirecta